“Flor Amarilla”  de Suilma AAli es un EP de cuatro canciones, todas ellas dedicadas e inspiradas por mujeres. Suilma es una participante activa en Conciertos a favor del Sáhara y de la visibilización del conflicto. “A lo ancho del mundo” es su primer videoclip  y es el tema elegido por Un Micro por el Sáhara para la campaña Saharauis por el mundo.

Desde pequeña tenías inquietudes artísticas ¿Cuál es tu primer recuerdo al respecto?

Me recuerdo muy pequeñita cantando todo lo que escuchaba en radio o televisión y junto a mis hermanas que también cantaban. También recuerdo mi empeño a los diez años en que me compraran una guitarra y así fue, me la trajeron los Reyes Magos.

De todo lo que te atraía, ¿Cómo fue tu inclinación por la música?

Fue algo natural, canté y toqué desde niña, primero en coro en el colegio y en casa aunque lo compaginaba con otras inquietudes, como el dibujo, la danza y la lectura para pasar a tener de jovencita  mis bandas de música con amigos y de ahí coro góspel, coros acompañando a artistas, más bandas de diferentes estilos como solista, grabaciones, composición, etc…y una cosa llevó a la otra hasta el punto en el que la música lo inundó  todo. Siempre digo que yo no elegí la música de una forma muy clara y preconcebida si no que ella me eligió a mí.

¿Cómo recuerdas tu primer álbum AALI?

Recuerdo que fue un largo viaje desde que se concibió hasta que se materializó y se publicó. Fue la antesala de las posteriores cosas que he hecho, en él se empezó a definir mi estilo y se aprecia ya el mestizaje sonoro aunque bajo un filtro más sutil y pop.

Aprendí mucho durante el trayecto y supongo que sin él tampoco hubiera llegado al punto en el que me encuentro ahora.

Me siento orgullosa de todo lo que he hecho, forma parte de mi evolución musical y personal.

En ese disco está Luz de luna, ¿Por qué eliges versionar esa canción?

Era una canción que me gustaba, de Chavela Vargas y yo en aquel momento estaba investigando más en la música latina…tiene ese desgarro de todas las músicas de raíz, el pellizco, el blues.

¿Qué trabas te has encontrado en sacar adelante tu carrera musical?

Te mentiría si te dijera que ha sido un camino de rosas. Aún así me siento una privilegiada porque siempre he estado ahí, en la música, desde la retaguardia hasta la primera línea.

Ha sido en ocasiones difícil compaginar mi carrera como cantante profesional con mi proyecto personal como autora.

Has trabajado con muchos artistas, incluso formando dúo con Javier Pedreira, ¿Qué diferencia hay cuándo estás en solitario?

Con Javier Pedreira hicimos MIMA&Dreira y grabamos el disco Musas. Fue una experiencia muy interesante unir nuestras fuerzas como creadores y fluyó con facilidad todo. No descartamos volver hacer algo juntos.

La diferencia de crear en soledad es que eres tú la única persona que da vida a la criatura y el resultado es absolutamente personal, aunque hay otras personas que también son importantes en el resultado final y aportan muchísimo como productor, en mi caso muy de cerca Nico Roca,  músicos que le dan su toque e interpretan, etc…

¿Cómo es tu forma de componer?

Soy bastante anárquica, a veces trasteo con la guitarra y simultáneamente me surge una melodía y de ahí una letra, otras pienso en algo sobre lo que me gustaría hablar, otras me ronda una idea la cabeza y luego cojo la guitarra y le doy forma…..Tengo ideas escritas, títulos, cuadernos por todas partes….

Muy involucrada en la causa saharaui, en tu vida y en los conciertos ¿Qué crees que nos falta a la sociedad para ser más conscientes de la situación?

Concretamente de la situación saharaui falta más visibilización a nivel mediático. Es una causa muy desconocida por buena parte de la sociedad española paradójicamente ya que el Sáhara Occidental fue colonia española hasta entrados los años 70.

Y esto es curioso debido a su lazo histórico con él a la vez que triste.

A veces el estar involucrado con un tema no es sinónimo de fácil a la hora de realizar las cosas, ¿Cuándo compusiste Coria y el mar, te fue fácil o todo lo contrario? ¿Cómo llega a ti ese encargo para el documental?

Llega a través de su directora Diana Nava, ella se puso en contacto conmigo y me lo propuso. Yo accedí al momento, me pareció un proyecto precioso en el que se daba voz a la realidad de la mujer saharaui a través de los ojos de una niña, Coria que sueña con conocer el mar, el que se huele y divisa desde la tierra perdida de sus abuelos.

Flor amarilla, la canción en sí, es de hace cuatro años, ¿Por qué tanto tiempo en grabar el resto?

Bueno, porque cuando se ha podido grabar es ahora y yo ya tenía esa canción y quería que formase parte de este disco, es más es la que le da título al mismo, representa a una mujer, y todo el disco está inspirado y dedicado a mujeres.

¿Cómo nos describirías estas cuatro canciones dentro de Flor Amarilla inspiradas en mujeres?

Las cuatro son canciones personales, creadas pensando en mujeres concretas algunas y otras en la mujer genéricamente hablando o la sensibilidad femenina. Son mestizas, musicalmente y melódicamente hablando maman de diferentes estilos musicales, todos ellos de raíz, la música flamenco-árabe, latina, africana, folk, y siempre como no, el blues, y el soul presentes.

Hay gran cambio de tus primeras canciones a éstas últimas, has fusionado muchos estilos siempre, pero mucho más aquí con el flamenco, ¿Has querido cambiar de registro o las letras te lo pedían?

Me lo pedían, ha sido un proceso natural, surgió, fruto de la investigación y de lo que uno tiene de alguna manera impregnado por  sus raíces culturales. Estamos en España, yo misma soy hispano-saharaui he crecido escuchando flamenco y música tradicional de España y no quería huir de esto e integrarlo en mi música, también por su similitud con la música  árabe y andalusí.

Amor tóxico,  A lo ancho del mundo y Las chicas del Rio, tienen gran ritmo de guitarra, con temáticas muy parecidas, el amor, desamor, dolor, recuerdos, dependencia, y con Flor Amarilla, la temática es similar pero con menos ritmo, ¿Has querido que todas tuvieran un nexo en común, pero con alguna variedad?

El nexo común ha sido la fusión, plasmarla de una forma clara  pero manteniendo  la identidad propia de cada canción.

¿Qué influencias tienes y con quién te gustaría compartir escenario?

Soy muy ecléctica musicalmente, y tengo muchísimas influencias. La música, soul, r&b blues y jazz me han acompañado siempre, y la he cantado mucho. Pero también otras músicas como el flamenco, música árabe, africana, cosas de pop, de folk, rock incluso.

Si es bueno y me atrapa lo escucho independientemente del estilo.

Me gustaría compartir escenario con un montón de artistas a los que admiro, la lista sería muy larga…Desde Stevie Wonder, Erikah Badu, Lenny Kravitz hasta Tinariwen o los Rolling Stones, con Buika que me parece muy interesante su mestizaje musical,  y si estuvieran vivos con Hendrix, Bob Marley o Amy Winehouse. 

Un sueño por cumplir

Seguir sacando discos y girar por todo el mundo.

Suilma Aali estará en Madrid el próximo día 6 de marzo en Sala Sonic Boom y el 14 de marzo en La Palma de Gran Canaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.