A finales del mes de abril Pantanito presentó su nuevo disco María Lionza. Poco a poco había ido dejando singles, cada uno con un toque especial, uno más rock, otro más con fondo de rumba, y alguna mezcla más, que no desvelo pero que podéis encontrar en su disco, diferente a sus discos anteriores. Un tercer trabajo mucho más compacto, con letras que parecen incluso estar escritas para el momento actual y que con esta entrevista nos desvela un poco más de su personalidad y, como no, su último trabajo.

¿Cuándo decides que tu mundo es el de la música?

Lo tuve claro de adolescente, como tanta otra gente. Era la época de Siniestro Total, Parálisis Permanente, Loquillo. Etc. Luego poco a poco fui componiendo canciones de muy diversos géneros, según lo que me gustaba en ese momento, y así hasta ahora. Pero Pantanito es mi proyecto más longevo y satisfactorio.

Mucha diferencia de tiempo entre disco y disco, ¿es necesario para que las canciones se acoplen a cada tiempo y espacio?

No es fácil conciliar la vida laboral, familiar y artística. Teniendo en cuenta esto, y a la velocidad que va el tiempo, 6 o 7 años no es tanto. De todas formas, el disco lleva grabado más de 1 año y estábamos esperando un momento propicio para sacarlo. Como futurólogos no valemos nada…

Por otra parte, tengo el defecto de que solo compongo cuando tengo algo que contar y, por tanto, hay que esperar a esos momentos y compaginarlos con los otros que te toca vivir. La espontaneidad es un valor muy apreciado por mí para componer pero que necesita trabajo previo y posterior.

Hay múltiples formas de componer, ¿cuál es tu preferida?

Las temáticas y las inspiraciones van llegando por diversas vías: una noticia, un acontecimiento, una melodía tocada por azar o un truco de estudio escuchado en un disco. Una vez pasa esto, ya solo se trata de encontrar el momento para ordenar esos impulsos y darle forma. Unas se terminan muy rápido y otras no tanto. Para algunas incluso pueden pasar décadas. En este disco hay varias así, “La Otra Cara de la Luna”, “Peso Plomo” y “Me olvidé”.

Tus letras invitan a lo cotidiano, pero este disco un poco más a la familia, hay letras que hacen recordar la infancia, añoranza de esa época (al menos a mí). ¿No sé si hay un tema claro que hayas querido seguir o si hay un hilo conductor en todo el disco?

La extrema complejidad de la aventura diaria es lo más cercano al leitmotiv del disco. No me sumo a la tendencia estándar del artista que tiene que ir a pescar experiencias, habitualmente nocturnas y beodas, para desarrollar su carrera… La importancia de la familia como fundamento de la persona ha sido injustamente tratada y malévolamente acaparada por la derecha más rancia y a mí, me gusta escribir sobre ello.

También estilísticamente, hemos hecho guiños a Latinoamérica, tan olvidada pese a la importancia e influencia que tiene sobre nuestra música y arte.

Desi Estévez

Parece que “Si no sabes lo que tienes” está hecha para el tiempo que estamos viviendo. ¿Cuándo la hiciste que querías plasmar?

El poder nos machaca y no te puedes fiar nunca del todo de quienes lo ejercen. Los que pensábamos que el acceso la cultura nos haría más libres vemos ahora que sin un pensamiento crítico, la cultura no vale de nada. Puedes tener una Tablet con 50.000 libros descargados y comértelas dobladas. Hoy en día, la sociedad tiene más acceso a todo tipo de contenidos e información, pero no por eso somos más difíciles de manipular. De eso va esta canción.

La vista atrás, la última canción del disco es la más larga y tarda la letra en entrar más de un minuto, tiene una musicalidad totalmente distinta y un enfoque distinto al resto de las letras, me gustaría que me contaras la historia de esta canción.

Cuando comencé a pensar en la estructura del disco, lo único que tenía claro era que “Domingo” sería la primera y “La vista atrás” la que cerraba el disco. Como había muchas posibilidades de no hacer más discos planteé “La vista atrás” como un epitafio final que resume que, por importante que para ti sea algo, nada a tu alrededor se detendrá si dejas de hacerlo… Además, en la letra me dejé llevar por mi gusto por las metáforas visuales del maestro Lapido, las excentricidades bíblicas de Fernando Alfaro y las visiones cósmicas de Antonio Arias. Y me sentí genial.

Respecto a la musicalidad, soy muy sensible a algunos experimentos que se hacen con el flamenco y he querido participar también en esa tendencia. Me encantan grupos psico-indies tipo Spacemen 3, The Flaming Lips o Spiritualized y el disco Omega fue clave para mí en su momento, para cambiar de dirección musical.

¿Cuántas canciones hay guardadas en un cajón?

Para este disco quise hacer dos versiones, “Alone again or…” de Love y “Senyor Botiguer” de Jaume Sisa que no salieron ni siquiera de la fase de proyecto… De todas formas, estamos maqueteando unas cuantas nuevas por si cuadran para otro disco. Y proyectos en mente siempre tengo, como pensar es gratis…

¿Cómo fue el evento @LiveCasaPantano en redes? Izä, Elena García Blay, Isabel Vinardell y Valentina Sousa ese día contigo, ¿cómo entraron a formar parte de ese día?

Todas tenían algo que ver con Pantanito. Elena ya ha grabado parte de los dos últimos discos y estuvo con nosotros varios años hasta su mudanza a Sevilla; Izä, aunque no ha grabado, lo hará y forma parte de la banda actual de directo; Isabel ya participó en este disco en La Vista Atrás y con Valentina es nuestra primera vez, pero se la contempló para voces del disco, aunque por temas logísticos no pudo ser… ¡Pero será!

En realidad, no nos vimos, salvo online, ya que fue una idea surgida por el confinamiento y que todavía no ha terminado, ya que la colaboración con Valentina y con Isabel aun no las hemos publicado. Era una bonita forma de seguir trabajando, haciendo algo diferente y creativo, y a la vez apoyar la salida del disco. Estamos muy contentos, ya que ha funcionado muy bien en redes y por poder ofrecer un poco de alivio a quien guste…

Una forma muy distinta de presentar un disco, ¿da vértigo pensar que las redes pueden pasar a ser el medio de presentación de los trabajos?

Bueno, no era nuestra intención al completo pero la situación obliga. Teníamos minigira, presentación de disco, Record Store Day… Si el medio es ese, pues no habrá más remedio que usarlo al máximo, no hay otra.

¿Cómo fue la experiencia de ‘Neocalorrismo & Rumba’N’Roll’ y que te aportó a nivel personal y profesional?

Sobre todo, el ego me lo puso a tope. Estoy muy agradecido a Nando Caballero por la faena que hizo por mí. Es un tío excelente y súper trabajador.

Me permitió bucear en recuerdos que estaban olvidados. Cuando vi algunos de los conciertos grabados que se usaron, y que no había visto, me quedé sorprendido gratamente. A veces tu vivencia de un acontecimiento te hace pensar cosas que después, con el tiempo, no son reales… O al menos no del todo.

Siempre se tiene unos referentes y unas influencias, ¿cuáles son los tuyos?

Manzanita, Kiko Veneno, Peret y Morente;

Antonio Arias & Lagartija Nick, 091 y Los Bichos;

The Cramps, The Flaming Lips y Spacemen 3;

Abelardo Carbonó, Fruko y sus Tesos y Juaneco y su Combo.

Es que no me has dicho de qué estilo 😉

¿De tus tres discos qué canción es con la que te sientes más identificado, y cuál es la que nunca faltaría en un concierto tuyo?

“A final de mes” no falta nunca en los directos desde que la compuse. Es del primer disco, aunque no de la primerísima época, cuando éramos una mala copia de Mártires del Compás.

Escoger una es complicado, además, aunque unas me gustan más que otras, identificado me siento con todas por igual. Aunque puede ser que Gatopardo, del segundo disco sea mi mejor canción (para mí) y una de las más emocionantes de tocar en directo.

De este disco me gusta mucho “La Vista Atrás” y “María Lionza”, por ser las más novedosas para mí, en referencia a la composición, una tan larga y atmosférica y la otra por ser instrumental…

¿Cómo veías el panorama musical hace dos meses y a qué crees que se va a enfrentar el sector de ahora en adelante?

Hace dos meses lo veía mal, pero esperanzador para nosotros. Ahora no sabría que decirte. A la gente que vive de la música esta nueva situación le ha destrozado la economía. Por tanto si antes estaba mal, ahora será peor…

Un sueño por cumplir

Poder dedicarme a tiempo completo a investigar a mis autores y discos favoritos y los aún por descubrir y también poder componer y grabar mis cosas en casa cada vez que me dé la gana. Respecto a mi música, la faena que más me gusta es componer y grabar… Ensayar es un peñazo y tocar en directo te ocupa muchas horas para un desenlace más bien escaso de tiempo, intenso, pero escaso de tiempo…

Recibe nuestra Bienvenida a La Estrategia Del Caracol. Puedes dejarnos un comentario si quieres.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.