Hace 6 años que María Toro comenzó una trilogía que cierra con Fume disco que sale hoy. Su comienzo fue con A contraluz que fue grabado en New York en 2014, Araras en Brasil 2016 y ahora vuelve a sus orígenes a su Galicia natal, para que sus orígenes y sus vivencias llenen las melodías de cada una de las canciones que ha compuesto.

Ahora de vuelta a España a sus orígenes en Xerdí en la Mariña Lucense, María Toro se centra hace un año a componer las canciones que están dentro de este tercer disco Hume, humo en gallego, ese olor a hogar

María nos explica que este disco recoge todo lo que le ha pasado en los años pasados, de sus experiencias, de sus convivencias musicales, de procesos de intercambios con tantos músicos y tantas escuelas y concluye volviendo a sus primeros contactos con la música.

El título del disco Hume, hace honor a la cocina de leña donde ella pasó casi toda su infancia y parte de adolescencia, en la aldea donde tuvo sus primeros comienzos, y que le recuerda el olor a humo. En varias ocasiones hace hincapié que para componer todo lo que le rodea le influye, presente y pasado y es evidente que en este disco grabado aquí en España, en su país, cobra algo coherencia, con el título, con las mezclas donde la experiencia da paso al poso de sus largas canciones donde se recrean en contar con su flauta lo que lleva dentro.

Mi trabajo es el resultado de vivencias, de cosas que tienes ahí de años, de convivencias, por eso delimitar el tiempo de creación me es complicado, porque son ideas que se van sacando de las experiencias. El día a día está en las composiciones, las sensaciones, los sentimientos, los intercambios musicales, todo. Después de terminar el disco me quedo vacía, pero en el buen sentido, siento que he volcado todo lo que tenía. Ahora estoy centrada en presentarlo.

Ya me contaba en la anterior entrevista que ella se apoya en la música popular, y sus palabras ahora son: Me siento imantada por la música popular, es algo que me llama la atención desde pequeñita y es algo que he intentado experimentar durante todos estos años. Todos los intercambios me han servido para abrir mi cabeza, tener una miente abierta y quitarme ese prejuicio de las fronteras.

Hay dos colaboraciones en el disco con Chano Domínguez, a quien ya conocía de una gira por Brasil, donde nos cuenta que conectaron muy bien musical y personalmente y a raíz de ahí comenzaron a realizar cosas juntos. En este disco tienen dos canciones solamente a piano y flauta, ella nos cuenta que lo ha querido así, porque quería que fuera algo entre ellos, algo íntimo. Un tema es suyo, y el segundo lo han creado durante la propia grabación, pero parte de unos acordes que Paco de Lucía le había enseñado a él pero que nunca puso en una grabación. Se basó en arrancar el tema desde ahí, y luego dicen que se lo han llevado a su terreno. Esa parte es una parte muy emotiva para ella en la entrevista, se nota que está a gusto con lo que han creado y deseando que se pueda oír.

Es algo que ha salido en el momento, aunque luego le tuvieran que dar forma. Ella piensa que es algo que es muy vivo, y algo que le gusta en los discos en general, que la música esté viva.

Le propuse un juego y con la alegría que le caracteriza no dudo en seguirme. Después de escuchar el disco anoté la primera palabra que se vino a la mente y ahora quería que ella me dijera que le pasaba a ella por la cabeza con cada título. La primera palabra es la mía y la segunda la de María, en alguna hemos tenido nexos en común y en otras nos hemos ido totalmente a los extremos:

  • De marfíl: Intriga  – Solidez
  • Fume: Bosque – Afectos
  • Seu Marco: Danza – Confianza
  • Kilitum: Clásico – Infancia
  • Unlimited: Alegría – Desequilibrio
  • A costureira: Nostalgia – Amor
  • Nos vemos en la mureta: Incógnita-Mar
  • La otra: Juego – Sueño y Tribu
  • Uno: Final – Vacío
  • Esto es para ti: Cine mudo– Chano

Si nos centramos a hablar del momento actual, y tal y como ya me comentaba el año pasado, el circuito donde ella se mueve ahora está mal, pero en cierta forma ya estaban desprotegidos, pero por alguna extraña circunstancia, como dice, ella se mantiene haciendo alguna cosa, muchas menos que lo habitual, pero siente que algo que está haciendo. Nos relata como tiene compañeros que no tienen absolutamente nada, y mirar hacia delante lo describe como desolador. Dice que el pan de cada día es la incertidumbre de cuanto trabajo van a tener, ahora muchísimo más.

María Toro estará presente en el Festival Internacional de Jazz de Madrid, donde presentará al público Fume, el 21 de noviembre en el Teatro Fernán Gómez. Estará arropada por su banda habitual, David Sancho al piano, Toño Miguel al contrabajo y Andrés Litwin a la batería.

El año pasado fue una de las protagonistas de FeminaJazz en su primera edición, dice que para ella fue un lujo poder estar representando a todas las mujeres que están luchando por sacar adelante sus creaciones, que son muchas. Se sintió feliz, y dice que es como sacar brillo a las mujeres en general pero también las instrumentistas

Si le preguntamos alguien con quien le gustaría subir a un escenario nos dice Carlos Benavente, alguien con quien nunca ha trabajo, pero que sin el saberlo dice que ha sido su maestro y un gran referente para ella. Le ha gustado mucho siempre su música y su forma de tocar, de hecho nos dice que le encanta el bajo y el algo que le gusta mucho hacer, bajo y flauta en los conciertos.

Y ya nuestra última pregunta ha sido que sueño que tiene por cumplir:

Me encantaría tocar en el Carnegie Hall, que nunca lo he hecho.

Recibe nuestra Bienvenida a La Estrategia Del Caracol. Puedes dejarnos un comentario si quieres.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.