Del 21 al 24 de febrero, Recoletos Jazz acogerá un puente aéreo artístico entre Barcelona y Madrid. Su comienzo será con la presentación del libro “Round about Tete” (Una mirada coral a la vida y obra del gran pianista catalán Tete Montoliú) con la presencia del autor, periodista, escritor y activista cultural Pere Pons. 

La presentación del libro será a las 19:00 horas del miércoles 21, para seguir con Horacio Fumero e Ignasi Terraza con un concierto donde Tete Montoliú será también protagonista, y repitiendo esa actuación el jueves 22, con su proyecto Blues por Tete. El pianista y contrabajista tienen un largo bagaje musical, y Tete Montoliú cobra gran protagonismo en sus vidas y música. La influencia del pianista catalán está presente en Fumero y Terraza, compaginando la obra de Tete con sus arreglos, y llevando a su terreno la música del artista, que es reconocido a nivel mundial. Una combinación, que recrea no solo a Tete, sino que nos lleva por la complicidad que solo la música y su universalidad puede darse en un escenario, cuando la pasión de ambos por la música da rienda suelta.

Hemos tenido el placer de que Pere Pons nos responda algunas preguntas sobre el libro que presentará el próximo día 21 en Recoletos Jazz.

¿Cuándo tomó Pere Pons la decisión de realizar Round about Tete – Una mirada coral a la vida y obra de Tete Montoliu?

La propuesta surgió a partir de un encargo de Julián Viñuales, editor de Libros del Kultrum. En el otoño de 2021 yo estaba preparando una producción con el objetivo de recordar a la figura de Tete Montoliu en motivo de los 25 años de su ausencia. Una propuesta con más de quince músicos que tuvieron un vínculo especial con el pianista catalán y que se estrenó en el Teatre Grec de Barcelona el 24 de septiembre de 2022 ante 2000 personas. En medio de ese proceso acepté el envite del editor y me puse manos a la obra a compilar material de archivo personal, rebuscar por hemeroteca y recabar los primeros testimonios. Yo siempre he pensado que una vida y una figura como Tete Montoliu darían para una película del género “Round Midnight” de Tavernier, pero como eso no está en mis manos, un libro que pusiera en valor el personaje podría ser un primer paso. Cabía tener en cuenta que el único libro dedicado a Tete se había publicado en 1998 -“Quasi autobiografia” (Ed. Proa) a cargo del periodista y amigo Miquel Jurado. Cinco años después, en 2003, la editorial de la SGAE publicó una edición ampliada en castellano. Pero ambos están incomprensiblemente descatalogados, fuera de mercado. Además, en ellos se ofrecía una visión en primera persona y en este caso no era el músico ni el autor el que pusiera de relieve la importancia o las vicisitudes de su vida y obra, sino que lo legitimaran aquellos que lo conocieron y compartieron con él experiencias de vida y de oficio desde los ángulos más contrastados.

Una figura mítica a retratar, ¿qué ha sido lo más difícil de reflejar de Tete?

Más que una figura mítica, Tete es un catalán universal, en el sentido que, a través de su arte y su singularidad, esparció las señas de su identidad cultural por todo el mundo. En el retrato de Tete, tal como se refleja en los diferentes tramos de esta biografía coral, digamos que lo más fácil, en el sentido que hay unanimidad absoluta, es fijar su valor como músico de jazz, compartiendo altar con los más grandes exponentes del género. Ahí no existe discusión posible entre todas las voces que aparecen. Ahora bien, lo que ya sí suscita cierta controversia es cuando se profundiza sobre la figura humana y la propia complejidad del ser humano nos sirve un abanico de visiones y percepciones que sirven en bandeja material para el debate y el contraste de pareceres. En este caso, lo que he procurado es huir del cliché y de los prejuicios para que cada testimonio aporte libremente su visión y pueda ser el lector el que componga su Tete particular a partir de lo que dicen unos y otros.

Una mirada desde otros artistas, ¿cómo ha sido la selección de quienes participan en el libro?

La selección debía ser lo más amplia, representativa y variada posible. En el sentido que pudiera abarcar fielmente la dimensión del Tete músico junto a la del Tete persona. Así como también era importante que fuera transversal, con tal de reflejar que su transcendencia no solo ha sido relevante en la escena musical y del jazz en particular, sino en muchos otros ámbitos de la sociedad y la cultura. Finalmente, a escala más íntima y personal, la participación de algunos familiares y amigos acaba de completar esa visión calidoscópica. Por todo ello tan relevante es lo que dicen de él músicos de su generación y escuela como Ron Carter, Dexter Gordon, Johnny Griffin o Benny Carter, como los que le sucedieron como Jorge Rossy, Perico Sambeat o Ignasi Terraza; acompañantes fieles como Horacio Fumero o compañeros ocasionales como Jordi Sabatés; productores como Joachim E. Berendt y managers como Valentí Grau, Julio Martí o Jordi Suñol; amigos de infancia como Francesc Minyana o familiares como su hija Núria o su nieto Jordi; camaradas de estudios y de juventud como Francesc Burrull o Ramon Farran y derivadas académicas como Lluís Cabrera del Taller de Músics. Y además, escritores, poetas y cineastas como Manolo Vázquez Montalbán, Joan Margarit, Antonio Muñoz Molina, Fernando y David Trueba, Woody Allen…

¿Cómo nace que Paquito D’Rivera sea quien escriba el prólogo?

Conocía de primera mano el estrecho vínculo que establecieron Tete Montoliu y Paquito D’Rivera desde el primer momento que se conocieron. Aunque no llegaron a grabar juntos y los conciertos que compartieron fueron muy acotados en el tiempo, entre ellos se estableció un vínculo de respeto y admiración absolutos. Sabía de ese apego de Paquito por la pianística de Tete porque lo habíamos comentado en más de una ocasión y no solo eso, sino de su conocimiento y valoración de la escena del jazz en la España de los ochenta a través de nombres como Francesc Burrull, Ricard Roda, Jesús Peyron, Ramón Farrán, Aldo Caviglia, Horacio Fumero y otros tantos. Además, Paquito tiene facilidad y debilidad por la escritura, con demostrado gracejo y brillantez en el estilo. O sea que, fue proponérselo y tan pronto le enviamos el original para que se pusiera en contexto. En unos días ya teníamos el prólogo para editar. Una maravilla y un privilegio. 

Siendo un gran admirador, ¿es más fácil o más difícil realizar una biografía, no al uso, del artista?

No es tanto cuestión de facilidad o dificultad, como de necesidad. Y en ese sentido, consideré que podría ser ‘necesario’ poner en valor la figura y la obra de un músico, como mínimo para no contribuir a que se entierre en el olvido o que de él se recuerde el personaje, pero no su legado. Como nunca he sido fan o seguidor acérrimo de ningún músico o artista en particular, el hecho de ser admirador en ningún momento me ha impedido tratar el enfoque de esta biografía coral con cierta distancia y objetividad. En ningún momento se plantea como una de esas hagiografías que parecen destinadas a beatificar al biografiado, sino que lo que se pretende es humanizar su figura sin poner en duda su genialidad como artista.

¿Qué hay de Pere Pons en el libro?

Pues de Pere Pons hay un trabajo de búsqueda, selección, archivo, entrevistas, transcripciones, documentos, testimonios, compilación, estructura, escritura… Que es lo que ha dado como fruto este ‘’Round about Tete” unos dos años después de que se me hiciera la propuesta.  A un nivel más concreto y en forma de apéndice, como sugerencia de un ávido lector y contumaz traductor, Damià Alou, a quien le pasé una primera versión del artefacto, añadí ahí mi testimonio personal sobre mi relación con Tete.  

¿Qué composición de Tete Montiliú es tu preferida?

Tete no destacó como compositor propiamente dicho, aunque como sucede con los grandes del jazz, muchas de sus reinterpretaciones podrían tener el rango de composiciones originales.

Como tema propio, la balada “Jo vull que m’acariciis” es una maravilla; como recreación lo que consigue a través de una canción ligera como ‘Rosó’ tiene el reflejo con lo que hizo Coltrane con “My favorite things”; precisamente de Coltrane el “Giant Steps” que se inventa Tete es de aquellos que superan incluso el original y, finalmente, a mí me arrebataba cuando tocaba por Monk.

¿De todas las facetas que has tenido en tu vida, cuál te ha aportado más?

Uff, todas en sí, aunque se concentran en una: transmitir y compartir aquello que te apasiona a su vez que criticar y denunciar aquello que consideras injusto. Y para ello he utilizado de la mejor manera que he sabido los medios que he tenido a mi alcance: el periodismo escrito, el documentalismo, la radio, la televisión, la programación, la producción, la difusión, la docencia… Todo ello sin pretender tener el uso de la razón o de la verdad y sin ser un justiciero. 

¿Qué le queda por hacer a Pere Pons?

Pues todo y nada a la vez. En el sentido de que uno tiene la sensación de que todo está por hacer, pero a su vez también que en este tramo del recorrido lo que hay ya acumulado es más que suficiente para sentirse satisfecho. Ahora bien, como víctima propiciatoria del régimen de autónomos, estoy obligado a facturar para llegar a fin de mes. Por lo cual no puedo dejar de plantear proyectos y embrollos varios para seguir cotizando. Eso sí, procurando disfrutar con ellos para compensar la precariedad del sector.

¿Un sueño por cumplir?

Nunca me planteé sueños ni objetivos, como tampoco supe planificar ni hacer previsión de nada. Sin hacerlo de una manera consciente, mi vida ha estado marcada por la máxima de Gershwin: “La vida es como el jazz, es mejor cuando improvisas”. Siempre he creído que proponerte una finalidad en algo es el paso previo a la frustración. Por eso, más que sueños, me planteo utopías con las que tengo ya la certeza de que no se cumplirán en vida, pero no por ello tengo que desistir, para que luego otros puedan seguir el camino. Y así hasta el infinito. 

La cantera catalana también será protagonista durante esos días, el día 23 y 24, con artistas como Lucía Fumero, Nico Roig, Lucas Delgado, Magali Detzira, Bru Ferro y Asier Olsbarrieta.

Recibe nuestra Bienvenida a La Estrategia Del Caracol. Puedes dejarnos un comentario si quieres.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.