The Reverend Shawn Amos es un blusero por excelencia, un cantante que transmite su son al ritmo de blues – aunque no reniega de ningún estilo- y de todo lo que va absorbiendo en el día a día. Disfruta actuando y componiendo, cantando y contando con sus canciones en los escenarios, trasladando al público asistente a sus conciertos al blues más puro de Chicago de los años ’60. Desde el 29 de febrero al 10 de marzo lo hará en España. Como nos cuenta, no es la primera vez que visita nuestro país, ¿queréis conocer un poco más al artista neoyorquino? Nos habla abiertamente de su música, y de sus facetas como compositor, cantante, escritor…

¿Cómo nació tu pasión por la música?

Crecí rodeado de gente que hacía música. Mi madre era cantante y mi padre representante de talentos. De niño también me pasaba horas y horas en mi habitación escuchando discos. Veía la música tanto como una profesión como un refugio.

¿Qué significa para ti la música?

La música siempre ha sido para mí la mejor manera de conectar mi cabeza con mi corazón, con lo eterno. Es el medio a través del cual puedo entenderme a mí mismo y al mundo que me rodea. Aparte del amor, es lo único en lo que confío plenamente.

Estás en la industria musical en diferentes campos, ¿qué aporta cada parte a tu música?

Un querido amigo pintor, Roderick Sykes, me dijo una vez que todo es una expresión artística. Y es cierto. Todo alimenta e inspira todo lo demás.

Hay algo de fusión de estilos en tu música, ¿te gusta variar?

Voy donde me lleva la curiosidad. Es útil salir de tu zona de confort, seguir siendo un estudiante y estar dispuesto a aceptar el cambio. Adentrarte en el miedo. También dejo que las canciones me digan lo que necesitan. Dicho ésto, todo tiene que proceder de una necesidad emocional. No es sólo un ejercicio intelectual. En última instancia, sólo sigo a mi corazón y espero que mi público quiera formar parte de mi viaje de autodescubrimiento. Y espero que, de alguna manera, mi viaje les inspire a perseguir su propia curiosidad.

Blues, rock de raíces, country y gospel, ¿qué se obtiene al mezclar todos los estilos y cómo funcionan juntos?

Vuelvo a lo que dije antes de querer conectar mi cabeza, mi corazón y el universo. Me atrae la música cuyo centro es la emoción en estado puro. Música que suplica, grita y chilla. Música que lleva el corazón en la manga. Música que suplica y gime, que no teme llorar. También hay afroamericanidad en esta música. Todos estos géneros no sólo hablan de la experiencia humana, sino también de la experiencia de ser negro en Estados Unidos. Estas son algunas de las preguntas más importantes que intento responderme a mí mismo. ¿Qué significa para mí ser un hombre negro en Estados Unidos? ¿Qué tipo de hombre negro quiero ser? ¿Cómo me ha guiado la mano invisible de mis antepasados? La música blues siempre desempeñará un papel fundamental para ayudarme a responder a estas preguntas, pero el gospel, el country, las raíces y el rock también tienen pistas.

¿Qué significa para ti el blues alegre?

Decidí llamar a mi música «Blues alegre» cuando me comprometí por primera vez con el género. Para mí, es un antídoto contra el modo en que algunas personas estereotipan injustamente el blues. El blues se considera a menudo una historia deprimente de pérdida y tristeza. Yo lo veo como el ejemplo más poderoso del espíritu humano y la resistencia. Creo que es una celebración. Por eso, cuando subo al escenario, mi misión es liderar esa celebración. Quiero que todos los espectadores se quiten un peso de encima y recuerden que la vida es preciosa.

¿Estás a favor o en contra de las etiquetas? ¿En qué benefician y en qué perjudican?

Jajaja. Supongo que depende de quién etiquete. Bueno, acabamos de pasar un rato hablando de etiquetas: blues, gospel, country, rock, soul, negra, americana. Bien, ahora vamos a desmontarlas.  Entiendo la necesidad de las etiquetas para organizar las cosas y crear eficiencias. Las etiquetas son una de las herramientas útiles que el ser humano puede utilizar para poner orden en el mundo. Hay tantas cosas en el mundo: música, televisión, comida, etcétera. Las etiquetas nos ayudan a saber por dónde empezar a buscar. Pienso que las etiquetas también ayudan a formar comunidades a las que la gente puede pertenecer y sentirse vista. PERO las etiquetas pueden servir para encerrar a la gente. Pueden ahogar la imaginación. Pueden utilizarse para crear un sistema de castas. Yo no pienso en etiquetas cuando hago música. Espero que todas las personas de mente abierta tengan en cuenta mis canciones, independientemente de la etiqueta que les pongan.

Vas a dar varios conciertos en España, ¿cómo vives las giras musicales?

Algunos de mis conciertos favoritos han sido en España. Me encanta mucho actuar aquí, es muy fácil conectar musicalmente con el público español. Tienen el corazón muy abierto.

¿Quién te acompañará en la gira?

Traigo conmigo a un trío joven de Nashville. He pasado más tiempo en Nashville grabando y conociendo músicos. Allí hay una energía muy optimista y mucho talento. Estoy aprovechando parte de él para esta gira.

¿Qué encontraremos en tus conciertos en España?

Vamos a tocar algunas canciones de mi nuevo álbum, Soul Brother No. 1 (fecha de salida a la calle: 3 de mayo). También algunas versiones interesantes que llevo tiempo queriendo tocar. Me divierto explorando esta intersección de blues y soul sureño. También estoy descubriendo el placer de tocar descalzo.

¿Cómo te preparas un concierto?

Está la preparación física, la emocional y la técnica. Sinceramente, lo más duro de estar de gira son las largas horas sentado en una furgoneta. Muchos estiramientos.

«Revelation» el nuevo single, una canción potente y llena de vitalidad, ¿será el ritmo de tu nuevo trabajo?

«Revelation» es sin duda un aspecto del nuevo álbum. Esta contundencia sin complejos es importante. Diría que todo el álbum es sin complejos, y es el trabajo más atrevido que he hecho. Puede que sea la colección de canciones más cruda que he grabado nunca.

¿Cómo es tu forma de componer?

Últimamente colaboro más que nunca. Me gusta compartir la experiencia de componer. Aunque siempre me reservo la letra. Escribir es escuchar al 50%, y siempre estoy escuchando en busca de pistas.

¿Influencias?

Muchas, como puedes imaginar, por nuestra conversación sobre géneros. Bluesmen como Little Walter, Junior Wells, Howlin’ Wolf, Muddy Waters, Slim Harpo, John Lee Hooker, Willie Dixon. Compositores como Memphis Minnie, Sly Stone, Elvis Costello, Pete Townshend, Joan Armatrading. Cantantes como Stevie Wonder, Marvin Gaye, Betty Davis, David Bowie, Van Morrison, Mick Jagger.

¿Un sueño por cumplir?

He escrito dos libros semi autobiográficos en los últimos dos años, lo cual era un gran sueño. Me gustaría que uno de ellos se convirtiera en un programa de televisión. Sería un bonito sueño hecho realidad. También ver a los dos últimos de mis tres hijos entrar de lleno en el mundo y convertirse en adultos felices y activos. Eso es lo más importante.

Recibe nuestra Bienvenida a La Estrategia Del Caracol. Puedes dejarnos un comentario si quieres.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.