El artista Moreira lanza el segundo single de su próximo trabajo, Ayer, junto con Antónimo. El primero fue con Zenet, Tus ojos no saben decir mentiras, y así será su disco, colaboraciones con artistas amigos y que admira: Guillem Roma, Juan Gallardo, Álvaro Ruiz (guitarrista de El Kanka), Laura Serrano (cantante de The Donelles), O Sister! y Ombligo

El disco verá la luz el próximo 15 de marzo y ya nos va dejando señales de por dónde irá su musicalidad, el jazz. En estas dos canciones ha tomado un matiz mucho más cercano, con las emociones a flor de piel, dejando que la musicalidad sea igual de protagonista que la letra, un dúo que hace de ello unas composiciones que te atrapan por su forma, su fondo y el sentimiento que desprenden los intérpretes. Por esta razón hemos lanzado unas preguntas a Moreira para conocer un poco más de su próximo trabajo y de su música en general.

¿Cómo nace tu pasión por la música?

Diría que nació en el vientre de mi madre, al parecer mi padre y mi madre me cantaban con la guitarrilla desde antes de verme. También en el coro de campanilleros de Aznalcázar, con las pelis de Disney, un enamorado de la música desde antes de lo que recuerdo.

Tu faceta como cantautor no fue lo inicial en tu carrera musical, ¿cómo surge y qué te aporta con respecto al resto?

Recuerdo que a mí eso de ver a alguien contar una historia con su guitarra me cautivó desde adolescente. Me gustaban Green Day, Pereza, El Canto del Loco… Cosas de adolescentes, ja, ja, ja.

Después, por suerte, llegaron los Beatles, Arctic Monkeys, Vetusta Morla… y muy especialmente Jorge Drexler, que creo que es la mayor inspiración que he tenido en mi adolescencia y por el que deseé ser cantautor.

Has estado acompañando a otros artistas, ¿qué te ha aportado ese tiempo a tu situación actual de cantautor?

Supongo que profesionalidad en mi trabajo. Entender lo importante que es una prueba de sonido, ser serio, llegar estudiado a los conciertos… respeto por la profesión, y por supuesto, tener contacto con maestros como Raimundo Amador o Zenet.

Ya tienes dos singles que nos llevan por el jazz, y por unas canciones que dan mucho peso a la parte instrumental, ¿Cómo haces ese giro en tus composiciones?

Desde los 15 años me interesé por el jazz, gracias a un “friki” de esta música que llegó al conservatorio, José Luis López, el dueño del Soberao Jazz en Dos Hermanas, Sevilla.

Él nos invitaba a ir al club de jazz, justo empezaban los más mayores a tener carnet, y ahí nos plantamos cada viernes durante años.

Para mí es la música más divertida, más viva, y echaba mucho de menos eso en mi música y sobre todo en mis conciertos.

He leído que el jazz siempre ha estado en tu vida, ¿qué te aporta?

Frescura, pelos de punta, muchas emociones intensas, y sobre todo lo que yo llamo, la sonrisa de “flipar”… yo escucho a Chet o a Django y no paro de sonreír y de fliparlo mucho, ja, ja, ja.

¿”Me toca olvidarte” con Juan Gallardo, va a estar en el disco que sale el 15 de marzo?

No, pero haremos un nuevo tema juntos en el disco.

Tus tres últimas canciones son colaboraciones, ¿el nuevo trabajo va a estar repleto de canciones con otros compañeros?

Sí, de hecho, todas menos 1. Participan Zenet, Antónimo, Ombligo, Juan Gallardo, Álvaro Ruiz, Guillem Roma, O Sister y Laura Serrano.


¿Cómo han entrado Zenet y Antónimo en este proyecto?

Zenet es amigo desde hace años, y le encantó la canción. Fue muy generoso y ha puesto mucho de su parte para que el tema suene tan bonito, le estaré siempre agradecido.

Con Ántonimo fue un triple por Instagram que coló, le encantó el tema, y pese a algunas dificultades que ha tenido con una lesión se animó a hacerlo y el resultado es precioso, además es un tío maravilloso, nos estamos haciendo amigos.

¿Qué nos vamos a encontrar en este nuevo trabajo, que ya nos aventuras que la positividad también estará presente, ya que las primeras canciones son mucho más sentimentales por situaciones vividas?

Pues el disco tiene una cara A que habla sobre una ruptura muy dolorosa que viví en 2022, 4 temas oscuros, llenos de dolor. Pero, por otro lado, tiene una cara B que habla de la ilusión que nos trae un nuevo amor, y una versión muy divertida de “Capullito de Alelí”, junto a O Sister!, un temazo de “Los Panchos”, uno de mis grupos favoritos.

¿Nutrir las canciones de la verdad vivida es sanador o un canto a que no vuelva a ocurrir, si es en negativo?

En mi caso es irremediable, no sé escribir sobre cosas que no he vivido, o que ha vivido alguien cercano. A mí creo que me sana, el futuro no lo controlamos…

Somos muy dados a poner etiquetas a todo, y con la música no iba a ser menos. ¿Te parecen necesarias para vosotros o prefieres la libertad de la música en toda su extensión?

Si sirven para que nos salgan conciertos adelante, si, por el contrario, nos cierran puertas…

Para mí los circuitos muy cerrados son pobres, se pierden muchas cosas interesantes. En la mezcla está la riqueza.

Hay múltiples formas de componer, ¿cuál es la tuya?

Pues ha ido cambiando con los años. A día de hoy suele aparecer una idea, que lleva a un texto, y de ahí nacen melodías, acordes… y por fin una canción.

¿Desde qué emoción o sentimiento se compone mejor?

En mi opinión, el dolor y la pena son los motores inspiradores más potentes.

¿Qué quiere transmitir Moreira con sus composiciones?

Pues algo, ja, ja, ja. Lo más triste sería que alguien escuche la canción y se quede igual que antes de escucharla. Me gustaría emocionar, que la gente se sienta identificada, incluso que ayude a sanar heridas a más de una.

Siempre tenemos referentes, ¿pero no sé si cuando has compuesto una canción te das cuenta de quién está en ella sin haberte dado cuenta? Y ¿quiénes son tus influencias o referencias?

A veces me doy cuenta después de hacerla, pero cada vez noto más que encuentro mi propia forma de hacer canciones.

Mis influencias son tantas… por decirte algunos: Django Reinhardt, Chet Baker, Rodrigo Amarante, Jobim y Paul McCartney.

¿Un sueño por cumplir?

¡Tocar en el Lope de Vega con todos los invitados del disco!

Recibe nuestra Bienvenida a La Estrategia Del Caracol. Puedes dejarnos un comentario si quieres.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.