El pasado 15 de febrero Jiménez con Jota ha lanzado su primer EP, “Moscatelito”, un trabajo donde se aúnan lo tradicional y lo contemporáneo, donde el respeto por la copla y su esencia está presente pero con los sonidos más actuales. El dúo nos responde a unas preguntas para conocer mejor su proyecto musical y qué quieren transmitir con su música.

¿Jiménez con Jota, cómo surge?

  • Borja: Ya habíamos hecho cosas juntos en la música, y cuando Marina me dijo que estaba pensando en probar algo nuevo inspirado en la copla española, me pareció genial. Pensé que si le dábamos un toque musical diferente a ese estilo tan claro, podríamos lograr algo único y con personalidad.
  • Marina: Jiménez es el apellido que casi todos en mi pueblo comparten. Lo vemos como una especie de metáfora de todo lo que compartimos y, a veces, damos por sentado, como nuestras raíces. Pensamos que era una forma bonita de capturar la esencia del proyecto.

El día 15 de febrero sale vuestro Ep, cuatro canciones propias y una adaptación, ¿cómo ha sido la creación del mismo?

  • Marina: La creación del EP fue un viaje fascinante. Queríamos definir nuestro sonido, y cada canción es una pieza única que refleja nuestra fusión. Grabamos entre Madrid y Cantabria durante el otoño de 2023, buscando influencias y estilos para capturar la esencia de Jiménez con Jota.
  • Borja: La verdad es que ha sido un trabajo bastante intenso de estudio y de empaparnos de un género que nos es tan distante en el tiempo como la copla, pero que estamos seguros que merece la pena actualizar.

La Zarzamora, ¿por qué la elección de esta canción?

  • Marina: «La Zarzamora» es una joya atemporal de la copla. Sentimos que era esencial rendir homenaje a este clásico, reinterpretándolo con nuestra perspectiva experimental. Es una canción que ha resonado en muchas generaciones, y queríamos incorporar nuestra propia visión a su legado.
  • Borja: yo llevaba tiempo con el run-run de intentar meter jungle y drum and bass en algún tema, y esta versión me pareció el momento perfecto para volvernos un poco más locos. 

Habéis dado a las cinco canciones que tenéis en el EP colores musicales bastante diferentes, ¿cómo ha sido buscar esa diversidad sonora?

  • Borja: al final ha sido un proceso de evolución y experimentación. Con LDLA teníamos claro que teníamos un buen resumen de lo que es nuestro sonido, y en los siguientes temas del EP queríamos tratar de desarrollar cada uno de los pilares sobre los que nos apoyamos: la electrónica, con un tema minimal como Tarot, las letras con mensaje e historia, como Belchite y Baila, y la copla tradicional revisitada, con la versión de La Zarzamora. 

Somos muy dados a poner etiquetas a todo, y con la música no iba a ser menos, ¿qué os parecen?

  • Marina: Las etiquetas son inevitables, pero preferimos que la gente disfrute de nuestra música sin prejuicios, hay coplas, copleras y copleros de todas las edades, orígenes y gustos. Estamos creando un género nuevo a nuestro gusto, rompiendo barreras y ofreciendo algo auténtico para que tengamos cabida todos, más allá de las categorías preestablecidas.

¿De dónde bebéis a la hora de componer?

  • Borja: ¡Un vasito de vermú y un moscatel! Nuestras composiciones beben de la tradición, la experiencia personal y la experimentación. Nos inspiramos en la vida cotidiana más escondida, en la nostalgia de la distancia, y en la riqueza del folclore español.

Folclore experimental, ¿qué es más complicado para vosotros la forma o el fondo?

  • Borja: La forma siempre presenta desafíos, porque estamos creando algo nuevo, buscamos mantener la esencia del folclore mientras exploramos nuevas formas y estructuras musicales. Sin embargo, el fondo, la esencia, es lo que nos guía y hace que la experimentación sea emocionante y llegue tanto a la gente.

¿Desde qué emoción o sentimiento se compone mejor?

  • Marina: La rabia es mi mejor motor. Compongo un poco por instinto, y en ocasiones, desde la necesidad de expresar la injusticia o la realidad que me rodea. Creo que toda historia merece ser contada, y yo quiero aportar mi granito de arena con lo que sé hacer, que es componer y cantar. 

¿Qué quiere transmitir Jiménez con Jota con sus composiciones?

  • Marina: Buscamos transmitir autenticidad, fusionando el pasado y el presente. Queremos despertar emociones, contar historias que resuenen y, en última instancia, conectar con el público a través de nuestra música.

¿Qué tiene la copla, que cada vez está teniendo más auge en nuevas voces?

  • Borja: La copla es un género increíblemente versátil y emotivo. Su vuelta viene de su capacidad para evocar nostalgia, de traer esos sonidos que llevamos escuchando subliminalmente toda la vida, pero que estaban separados de la música contemporánea. 
  • Marina: Para mí es el género más increíble que ha dado nuestro país. Fue un fenómeno de masas, y se merece la vuelta que está teniendo, junto con otros proyectos de folclore contemporáneo. 

¿Cuáles son vuestras influencias?

  • Marina: Nuestras influencias son diversas, desde los maestros de la copla hasta artistas contemporáneos que desafían géneros. Desde la Piquer, pasando por Juanito Valderrama, hasta gente super interesante como Rodrigo Cuevas, Baiuca, Fuel Fandango y otros que estamos descubriendo, como Rezelo.

¿Un sueño por cumplir?

  • Borja: Poder llevar nuestra música a más gente y nuevos lugares, y continuar rompiendo fronteras musicales para crear nueva música. 
  • Marina: Me encantaría que de aquí a diez años haya una corriente nueva de artistas de copla. Es un género que tiene mucho por dar todavía. 

Recibe nuestra Bienvenida a La Estrategia Del Caracol. Puedes dejarnos un comentario si quieres.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.