A la banda alicantina, Mute, le gusta dar su toque personal de la distorsión a lo sencillo, a buscar en sus letras las emociones y sentimientos dentro de lo que nos ocurre día a día. En este disco, Señales, han remarcado lo que la vida nos hace ver con los pequeños detalles. Diez canciones llenas de matices dentro de las tonalidades del rock, pop e indie con la distorsión musical por bandera.

¿Cómo nace Mute?

Mute nace de forma muy espontánea, todos formamos parte del mismo grupo de amigos, todos teníamos bandas anteriores, algunos tocábamos juntos, nos solíamos juntar en el local de ensayo de una de nuestras antiguas bandas (Alternative Scream) y allí sonaron los primeros acordes de Mute.

¿Quiénes componéis la banda, y como entráis a formar parte cada uno de vosotros?

Originalmente, la banda la componemos Jorge Valero en la batería, Carlos García al bajo, Ángel Boronat guitarra y coros y Víctor Prieto guitarra y voz, hace unos meses se ha reincorporado Julián Sánchez a las guitarras y secuencias y digo reincorporado porque Julián ya estuvo con nosotros en algunas fases iniciales de la banda.

Muchos años en sacar vuestro tercer LP, ¿cuál ha sido la razón de esta espera?

Tras la grabación de Estréllate y Arde, nuestro segundo disco, se dieron circunstancias personales que impedían una dedicación suficiente, fueron años en los que tampoco estábamos 100% satisfechos con nuestro sonido y, aunque grabamos un EP (El Enigma de los Reptiles) en 2018, no fue hasta 2020 cuando encontramos lo que buscábamos.

¿Cómo ha sido componer Señales, que tiene un potencial característico no solo en música sino también en letras, directas y concisas?

Como digo, en 2020 tuvimos una especie de revelación, encontramos nuestro sonido y las canciones fluyeron, decidimos volver en cierta manera a nuestros orígenes basados en muros de sonido muy distorsionado, capas y atmósferas de ruido, pero huyendo de la actitud derrotista y poniendo en todas las canciones un mensaje claro. La mayoría de las canciones de Señales crecieron al mismo tiempo y eso se nota, tienen un denominador común, una base que las identifica.

Cuatro singles en 2023, ¿Cómo se eligen entre el resto de canciones para que se presenten con anterioridad?

Pues es una mezcla de oportunidad e intuición, oportunidad en tanto que había temas que se grabaron antes o estaban más acabados que otros, pero también mucho de intuición en cuanto a las emociones que nos provocaban las canciones y, sobre todo, las que pensábamos que podían provocar en el público. Aun así, estamos seguros y confiados en todos los temas de Señales y, en nuestra opinión, cualquiera de ellos hubiera sido un gran single.

Estos tres LP tienen 10 canciones, ¿alguna razón para ese número redondo?

Pues la verdad es que no, pura casualidad, quizá podríamos haber grabado uno o dos temas más, pero no estaban cerrados al cien por cien y tampoco queríamos esperar más.

Distorsionar música, parece algo un poco irreverente, pero es una alineación perfecta para diferenciar vuestra música, ¿cómo surge esta fórmula en vuestra música?

Siempre hemos experimentado con los muros de sonido y las atmósferas generadas con guitarras, somos unos locos de los efectos, pero al plantear las canciones del disco decidimos apostar por esta vía de forma inequívoca, sin medias tintas, es una decisión muy meditada que se toma al plantear el disco como un todo, una colección de canciones que están conectadas y se retroalimentan.

Indie, pop, rock… etiquetas musicales, ¿os gustan o no, y no sé si os veis totalmente identificados con alguna de ellas?

Ni nos gustan ni nos disgustan, las etiquetas en algunos casos y entornos son necesarias, pero creo que nadie se identifica al 100% con ninguna, en nuestro caso al menos así es. A nosotros nos gusta definir nuestro sonido como Noise Mediterráneo, por esa mezcla de oscuridad derivada de las capas de distorsión y de luz representada en unas letras claras y directas.

¿Cómo entra Carlos Hernández a formar parte de este trabajo, y que ha aportado al mismo?

Carlos era el productor que necesitábamos para grabar este disco, sin duda sus aportaciones al mismo han supuesto un salto cualitativo y la decisión de grabar con él fue casi natural, el tipo de canciones pedían que las grabase Carlos. Ha aportado mucho orden en el caos, sin dejar de sonar destructivos en algunos momentos, ha buscado los huecos para unas voces pop sobre un mar de ruido y ha conseguido dar un carácter unitario a todas las composiciones.

Habéis estado presentando el disco en Madrid, ¿qué feedback os llevasteis?

Estuvimos en El Perro de la Parte de Atrás este febrero y fue genial, las canciones funcionan muy bien en directo, son potentes, comunican mucho y se ve en el público y, sobre todo, en la conexión, a nosotros nos parece que desde el inicio flota una especie de buen rollo que respiramos todos y que nos hace disfrutar y pasar un buen rato, algo que se confirma cuando hablamos con los técnicos y con el público, en el concierto del Perro estuvimos además muy bien arropados con amigos y compañeros de otras bandas, fue fantástico.

¿A la hora de componer que os resulta más complicado forma o fondo?

Si por fondo entendemos el contenido de las letras y por forma la composición musical, quizá sea más complejo el fondo que la forma, realmente una cosa lleva a la otra y se interrelacionan, pero hay que reconocer que las letras son, en ocasiones, interpretables y nos esforzamos por mandar un mensaje.

¿Qué quiere contar Mute con sus letras?

Cada canción habla de una situación, de una realidad que la vida nos pone delante y ante la que tenemos que actuar, lo que intentamos con cada letra no es otra cosa que dar nuestra versión sobre cómo consideramos que debería ser dicha actuación.

¿Influencias?

¡Montones! Desde Lagartija Nick o Penélope Trip en el ámbito nacional a Sonic Youth o My Bloody Valentine en el internacional, escuchamos mucha música y muchos tipos de música, últimamente nos planteamos muy a menudo incorporar ritmos urbanos a las canciones, no creo que tardemos mucho en hacer algo así, Yung Beef, por ejemplo, tiene temas increíbles.

¿Un sueño por cumplir?

Pues sí, nos gusta tocar en directo, nos encanta la conexión con el público y nos gustaría poder presentar Señales en el mayor número de escenarios posibles, ahora mismo nos encontramos en pleno proceso de contratación y ya tenemos cerrados algunos conciertos, en breve iremos avanzando fechas definitivas.

Recibe nuestra Bienvenida a La Estrategia Del Caracol. Puedes dejarnos un comentario si quieres.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.